jueves, 25 de junio de 2015

Como hacer un gusanito con los dedos del pie. La primera manualidad de LittleDani.

Tras un par de cameos en el blog ¡LittleDani se anima y hacemos juntos su primera manualidad! así os demostraremos que, de bien pequeños, también pueden hacer sus pinitos.

Aprovechando que David se iba de finde rural con los amigos y que mis suegros me hacían el favorazo de quedarse con LittleAna, saqué valor para enfrentarme a una combinación arriesgada: bebé de un año + temperas ¡¿quien dijo miedo!?. 


La idea la descubrí en una de mis pasadas por Pinterest, me pareció simpática y no demasiado engorrosa. Además el material es de lo más básico: temperas, toallitas (muy recomendado), pincel (tampoco es obligatorio), cartulina (haceros con unas cuantas, no seáis ingenuos), lápices y rotuladores para rematar el dibujo y unos pinreles de bebé.

Esto último no se encuentra en papelerías... para conseguirlos basta con un poco de valor, mucho amor (si queréis que salgan guapos y con aptitudes para el DiY), 9 meses en el horno ¡y listo! bebé a bordo.

Lo primero de todo es ser previsor. Si tienes unos muebles molones (o al menos les tienes cariño) y aprecias tus cortinas mejor será que plastifiques tu salón como si fueses Dexter. Tu hijo ese día, una vez le pongas la pintura encima, querrá tocarla con ambas manos, gatear, bailar flamenco, abrazarte, etc... ¡matemático!

Yo, como para esas cosas soy impulsiva, con unas toallitas me apaño (¡las uso para todo!) y que sea lo que Martha Stewart* quiera.



A LittleDani en un principio le noté en la cara que no le hizo demasiada gracia que le pringase el pie pero poco a poco se fue motivando y curioseaba con la textura entre los dedos (de los pies y de las manos).

Poned poca cantidad de pintura para que las huellas queden bien definidas. Una vez vi como quedaba el resultado me parecía que había mucho hueco entre una marca y otra de los deditos y se perdía un poco el efecto gusano así que se me ocurrió cogerle el dedito índice de la mano y rellenar los huecos. ¡Mucho mejor!.



Para terminar echáis mano de los rotuladores y le dais vidilla a los gusanos... añadidles unas antenas, cara, patas y quedarán estupendos. Yo me vine arriba y hasta le puse una rama.

¿Qué os parece?, a mi me resultan muy simpáticos y estoy muy orgullosa de como han quedado. De hecho uno de ellos va directo a nuestro Project Life 2015, ya lo he recortado con el tamaño justo para que encaje en nuestro álbum.



Espero que os haya gustado y que os animéis con vuestros niños... las vacaciones acaban de empezar y tenemos muchas tardes de "hacer la digestión" por delante.
See you later alligator!

* Como dije en un post anterior esta mujer es la Ana Rosa Quintana de las manualidades. Yo también quiero vivir de esto.

3 comentarios:

  1. ¡está guay! ha quedado chulísimo y me he reído un montón con cómo lo has escrito. a victor le da repelús aún lo de las pinturas en los pies y en las manos pero es verdad que cuando se pringa por lo que sea de pronto 1) le entran ataques de amor y abrazos y 2) decide que es el momento de explorar la casa (!).
    PD: yo también quiero ser martha stewart

    ResponderEliminar

Blogging tips