jueves, 20 de junio de 2013

Todo un clásico

La de hoy ha sido una tarde ventosa de junio, así que Ana y yo nos hemos puesto a crear alta joyería (que tiemble la familia Tous).

Hay manualidades que marcan generaciones y esta es una de ellas (que levante la mano el que no haya hecho un collar cargado de hidratos de carbono) así que ¡aquí está nuestro homenaje al collar de macarrones!.
La primera reacción de Ana ha sido decir: -¡Mamá, no se pinta en los macarrones... se pinta en el papel!- Y ahí lleva toda la razón la pobre, desde que tiene edad para coger una pintura no paramos de repetirle que sólo se pinta en el papel así que me ha dejado sin saber que decir.
pasandolopipa : lazos pintadosYa he comentado en alguna ocasión que el lazo es el símbolo de Ana en el cole así que, como podréis imaginar, le ha hecho mucha ilusión eso de pintar lazos de pasta.¿Veis que los colores son muy básicos?... es porque voy sacando los tonos de uno en uno ¡si los saco todos a la vez los mezcla y todo el collar sería de color marrón! (o color chocolate que dice mi hija experta en marketing)pasandolopipa : macarrones pintados
En resumen: la experiencia de hoy me dice que Ana es demasiado pequeña para esta actividad... si que le ha gustado pero, en realidad, sólo ha pintado dos macarrones (una y otra vez hasta casi triplicar su grosor en lo que yo pintaba doce).

Como más ha disfrutado ella ha sido, una vez seca la pintura,  clasificando los macarrones por colores, jugando a transportarlos de un cuenco a otro y por último ensartándolos en el cordón (juegos muy sencillos que la entretienen un montón)

Lección aprendida, menos es más (seguro que si no hubiésemos pintado los macarrones Ana se lo habría pasado igual de bien y no habríamos acabado de pintura hasta las cejas, literalmente).

See you later alligator.

10 comentarios:

  1. Que chulo es tu blog y que poco tiempo tengo para pasarme!! Ahora que el verano nos deja mas tiempo libre en el museo prometo escaquearme en horas laborales cinco minutos para ver que propones, que necesito ideas para entretener a mis salvajes por las tardes. Un abrazo

    La Madre Ninja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien!, si te animas envíame una fotillo por twitter :-D
      ¡un comentario de la auténtica madre ninja, que lujo!

      Eliminar
  2. Todo se andará, a veces me pasa también que tengo yo más expectativas que David en cuanto a lo que le gustaría o no hacer. Lo importante, creo yo, es compartir tiempo con ellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, al final el rato que pasas entretenida compartiendo algo con ellos es una gozada.
      Gracias por pasarte siempre Araceli.

      Eliminar
  3. Ohh, qué recuerdos de cuando era una enana y yo hacía esas cosas... jejeje

    ResponderEliminar
  4. El detalle del lacito me ha encantado, creo que nunca se me habría ocurrido!! claro que antes no teníamos estas pastas con tantas formas!! Por Dios, eso me recuerda lo mayor que me hago!! ja,ja,.. seguro probaré con mi peque. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ahora tienen de todo (otro comentario de viejuna, jeje), la verdad es que en el Mercadona estaban tan baratos los distintos tipos de pasta que me animé. Me alegra que te guste el detalle del lazo ¡muy femenino! :-D

      Eliminar
  5. pero a mí me ha encantado la manualidad, cuando lo repitas con ana más grande ya me contarás qué tal.
    curiosidad: qué pintura has usado? acrílica? simples témperas? no logro adivinar

    ResponderEliminar
  6. Si, habrá que intentarlo el año que viene que seguro que le gustará más (o en una semana, que estos chicos crecen muy rápido, jeje).

    Hemos utilizado témperas infantiles mondas y lirondas. Aún no me atrevo con la pintura acrílica estando con Ana. En casas tenemos también pintura de dedos pero esa no te la recomiendo porque, al menos la mía, se descascarilla bastante cuando se seca.

    ¡Besos Bego, gracias por pasarte! :-D

    ResponderEliminar

Blogging tips