lunes, 1 de abril de 2013

Mañana piscinera

pasandolopipa : versión Ana de Shin Chan
He versionado una escena de ShinChan... ¡Ana Chan!

El pasado viernes daban lluvias y habíamos puesto el listón muy alto en cuanto a una Semana Santa ociosa (el día antes estuvimos en el Zoo). Pero al papá de Ana, que está lleno de recursos, se le ocurrió un planazo para una mañana lluviosa.

Nos fuimos los tres al polideportivo de San Sebastian de los Reyes, allí hay unas piscinas climatizadas estupendas para pasarte tus buenas horas a remojo bien calentitos.

He de decir, y los que me conocen ya lo saben, que no me va nada el tema piscinas (bueno, el agua en general... mi relación con el agua se limita a beber y a la ducha) pero por una hija se hace lo que sea (por una hija y por un marido... si le dejo solo ante el peligro el pobre no disfrutaría ni de un mísero minuto de relax).

Yo iba con pocas ganas, lo reconozco, pero la cosa me sorprendió muy positivamente. Lo de los vestuarios familiares nunca lo había visto y son todo un invento. Yo ya iba con la idea de que me tocaría cambiar a Ana en el de chicas y, con lo que le gusta corretear en pelota picada, temía que se me escapase fardando de culete al más puro estilo Shin Chan.

Pues nada, nos cambiamos los tres juntos, dejamos todas nuestras cosas en un par de taquillas sin candado (ole ahí los novatos) y salimos hacia las piscinas (yo con cierta esperanza de que me robasen mi smarthphone samsung castañón para tener la excusa de pillarme otro pero no hubo suerte).

Ahí estábamos nosotros: tres garbanzos con gorro piscinero en todo un cocido de padres, madres y críos... me di cuenta de que ahora, que es cuando más lo necesito, no me preocupo de meter tripa solo pienso en que little Ana no se me resbale yendo de una pisci a otra.

El sitio está muy chulo para familias... tienes chorros por doquier, una pisci que simula la corriente de un río, un tobogán (que estaba hasta arriba)... vamos que la cosa da para largo. ¡Una experiencia muy divertida para huir de las lluvias y de la monotonía!.

Aquí podéis ver la web con los precios, las instalaciones y la localización por si queréis echarle un vistazo.

Por cierto, los vestuarios familiares también dan mucho juego si tienes alma de portera (si, es mi caso) ¡lo que discutió una pareja por las llaves de la taquilla!, jajaja... aunque también yo debí dar algo de juego: -¡Ana para, no toques eso, no corras desnuda, Anaaa!-

Salimos de lo más relajaditos, con un halo de vapor producido por el contraste de nuestro calor con el exterior frío y la promesa, muy jugosa, de que Ana se pegaría una buena siesta.

¡Otro plan muy majo para hacer con críos!

1 comentario:

  1. Al leer este comentarío doy por válido" que querer es poder"

    ResponderEliminar

Blogging tips