viernes, 7 de marzo de 2014

Ana, así se llaman mis dos chicas favoritas

Siempre he sido, desde pequeña, una tipa muy sensible y delicada... Sabed que me decían que me parecía a Clara, la amiga de Heidi (qué rabia me daba eso). Pero hace casi 4 años pasó algo... fue parir y salirme un carácter que me recuerda mucho a mi madre. Tuve la sensación de que al no tenerla a mi lado la llevaba dentro.

En estos casi cuatro años han salido de mi boca expresiones que no oía desde que era pequeña y, claro está, de boca de mi madre:

Esta es mi madre, guapa ¿eh?, pues su físico no lo heredé ¡cachis!


¡Un día de estos cojo la maleta y me voy al Congo!


Esta frase la utilizaba ella cuando mi hermano y yo nos peleábamos y le poníamos la cabeza como un bombo. En realidad a lo más lejos que llegaba era a casa de Doña Carmen, la vecina, a tomarse una Mahou fresquita y fumarse un Ducados.

A mi lo del Congo se me quedó grabado, siempre tuve curiosidad ¿porqué elegía ese destino?, pero como siempre que lo mencionaba una vena palpitaba en su cuello nunca me atreví a preguntárselo.

Aún no he tenido que hacer uso de esta joya de frase pero en más de una rabieta de LittleAna se me ha quedado en la punta de la lengua... lo que seguro haré sera darle mi toque personal, cambiaré Congo por Japón, que me hace más ilusión.

Hija, no se para que me preguntas, al final harás lo que te de la gana.


Imagino que esta frase es un clásico, lo que me llama la atención es que nunca imaginé que lo diría y aún digo más ¡¿tan pronto?!. Pues si, yo recuerdo oírla de adolescente pero Little a veces se pone taaan pesada que no he tenido más remedio que rendirme y soltarla más de una vez ya.

Ejemplo de conversación: 
Ana: Mami, ponme falda, pero con leotardos, sin pantalón ¿vale? (esto es porque en invierno dejo que se vista de folclórica o princesa pero con pantalón de pijama debajo).
Yo: Vale Ana, te pongo falda sin pantalón.
Ana: Pero con leotardos ¿vale mami?
Yo: Si, con leotardos.
Ana: Pero sin pantalón ¿eh mami?
... tras un bucle infinito...
Yo: ¡Hija, no se para qué preguntas, al final haremos lo que te de la gana! (sin darme cuenta, la solté)

La siguiente no es una frase, es un gesto.


Recuerdo en muchas ocasiones a mi madre mirándome con una cara que no acababa de traducir, era algo así como una sonrisa, un brillo en los ojos, algo... era orgullo ¡leches!. Y es que me pasa lo mismo con mi hija, a veces me quedo embobada mirándola mientras ella pinta, juega en su habitación, come o duerme.

Supongo que al resto de padres os pasa lo mismo, tienes a tu lado a una persona... con sus gustos, su carácter, la ves tan perfecta y piensas, ¡jope (o ¡coñe! como diría mi madre) si es que yo la llevé dentro, la hemos criado juntos y fíjate, es un milagro con gafitas rosas!.

--
El pasado 23 de febrero cumplieron 10 años desde que mi madre está, pero de otra forma. Así que este es mi pequeño homenaje desde aquí ¡lo que se te echa de menos jodía!.

See you later alligator!

20 comentarios:

  1. Como se las echa de menos, verdad? Mi madre hace dos que esta de esa otra forma... Y también me he descubierto diciendo cosas que ella decía... Es un bonito homenaje, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que yo me río sola cuando suelto alguna de sus frases míticas.
      Gracias por el comentario ¡besos!

      Eliminar
  2. qué bonito, ele, me encanta cómo has escogido las palabras para este post. tu milagro de gafitas rosas y tu madre (qué guapa, es verdad) que está pero de otra forma ♥
    por cierto, hazme un huequecito para irme a japón jajaja aquí no ganamos para rabietas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las gafitas es muy tuyo y Remorada jeje ¡ya sabes que Little y yo somos del clan!.

      Gracias por lo que me dices, la verdad es que no quería que me saliese un post dramático porque mi madre era de todo menos eso :-)

      Como decían "No me pises que llevo chanclas" Japón, que lejos está Japón... jajaja ¡ya sabes, en la siguiente rabieta nos pillamos los billetes!

      Eliminar
  3. Q bonito Ele! Seguro q a tu mami le sigue saliendo ese gesto de orgullo cuando te oye decirle estas cosas a Ana!. Por cierto es guapisima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Martica, que me sacas la lagrimilla y ahora la tengo fácil. Si, mi madre era súper guapa y macarra como su nieta, pero ese ya es un tema a parte :-D

      Eliminar
  4. Guapísima Big Ana, y, por lo que dices, muy divertida también! Lo bueno de guardar esa parte de los padres dentro es que nos quedamos solo con lo mejor, y será una selección de recuerdos entrañables para los Little <3

    P.D. mi primer nombre es ana también, será por eso que me gustan las tuyas? soy muy corporativa! x)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda, pero si tenemos otra Ana por aquí y yo sin saberlo!
      Has dado en el clavo, BigAna era muy diver... era una macarrilla :-D como Little.

      Eliminar
  5. Ay que post más lindo, mi madre está, pero a más de 7mil kilómetros de distancia, así que mucho me has hecho verme retratada. Muy guapa tu madre, guapísima diría yo :)
    Muy cierto lo que dices, desde que soy madre también me la veo reflejada (a mamá) en muchos de mis gestos y de mis frases.

    Saludos desde Budapest

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, cuanto tiempo!... gracias por el comentario. Tiene que ser duro tener a tu madre tan lejos, eres una valiente. ¡Besos desde Madrid!

      Eliminar
  6. Madre mía Ele, qué bellezón de madre!!! Estoy segura que también una bellísima persona. De tal palo... ahora lo entiendo. y Little Ana lleva el mismo camino!!
    Te propongo un cambio de destino xq no cambiamos Japón por Rusia????

    Un beso gordo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay mi Ros!, gracias por pasarte, que ilusión. Lo de Rusia me parece un planazo :-D

      Eliminar
  7. ¡¡¡Qué bonito!!!, se me había pasado este post. Esta entrada me ha encantado, tu mami tendría otra vez los ojitos vidriosos al leerlo. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :-) reconozco que empecé a escribir muy tranqui y acabé con lagrimón, es inevitable.

      Eliminar
  8. Tu madre guapísima. Me encanta lo de que digas que está, pero de otra forma.
    Respecto a las frases, se adquieren en el mismo momento en que das a luz.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene, me ha hecho mucha gracia lo de que las frases se adquieren en el parto, tienes toda la razón. ¡Besos!

      Eliminar
  9. Joder, es que es guapa! Si es guapa en esta foto así pimpam mientras fregaba, no me quiero imaginar cuando se vestía pa salir a la calle, ¡Pibón!
    El post es taan bonico, es un homenaje precioso ^^
    (Yo también cambio Cancún por Japón :D)
    Un besote hermosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hija, si... pibón. Luego me dicen que porqué no soy más femenina y me arreglo más ¡para qué si no tengo ná que hacer viendo a mi madre!, aunque la mona se vista de seda no consigue parecerse a su madre :-D Yo, a mis manualidades (que encima eso también se le daba bien a ella). ¡Besos y gracias por pasarte pese al cansancio acumulado!

      Eliminar
  10. Ay que se me habia pasado comentarte este post con lo que me gustó!!!! Desde luego una mami guapísima, eso no te lo descubro yo, ya lo sabes. Es una entrada homenaje preciosa y te habrá costado escribirla, pero seguro que ella estará muy orgullosa de su peazo de hija desde ese sitio tan maravilloso desde el que te cuida :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, que me emociono con vuestros comentarios. La verdad es que me costó si, creí que al darle un toque "de humor" y diez años de distancia no sería duro pero si que lo es.

      Eliminar

Blogging tips